25.381 audiencias fallidas en solo un trimestre

6-18991_full

El año pasado, a nivel nacional, 10.551 diligencias no se realizaron en los juzgados, tribunales y salas de lo penal, de la niñez y la adolescencia, de lo laboral e inquilinato.

Las vacaciones del fiscal Julio Vacacela obligaron a que, el pasado martes, el Octavo Tribunal de Garantías Penales de Guayas declarase, por cuarta ocasión, fallida la audiencia de juzgamiento a Nelson Espinoza Revilla, de 21 años, acusado de asesinar a puñaladas a su conviviente en su vivienda de la ciudadela Sauces 3, el pasado 21 de mayo, durante una discusión provocada aparentemente por celos.
La diligencia no pudo instalarse debido a que el fiscal que investigó el caso no se había excusado oportunamente.

Ver infografía ampliada
Los familiares de la víctima, Denisse González Rivas, de 18 años, rechazaron la actitud del Fiscal, quien ha tomado sus vacaciones justamente en la etapa final del proceso penal sin delegar a otro funcionario de la Fiscalía para que intervenga en la audiencia. Con ello, temen que pueda caducar la prisión preventiva que pesa contra el procesado.

Por ese delito también es procesada, en calidad de coautora, Rocío Revilla Burgos, madre de Espinoza, quien al momento tiene arresto domiciliario.

En el juicio de los 11 neonatos fallecidos en el hospital Francisco de Ycaza Bustamante, en Guayaquil, también hubo 3 audiencias fallidas, antes que la Segunda Sala Penal dictara auto de llamamiento a juicio contra dos médicos procesados.

Así como estas, otras 6.695 audiencias resultaron fallidas en los diferentes juzgados y tribunales de Guayas, desde el 1 de enero hasta el 10 de abril de 2013, según estadísticas procesadas por el Consejo de la Judicatura y publicadas en su sitio web: funcionjudicial.gob.ec

Esas cifras fueron analizadas por el Observatorio Ciudadano para la Probidad y Transparencia de Jueces, Fiscales y Servidores Judiciales (OPTA-Justicia) en un informe difundido el miércoles, en Guayaquil.

El estudio demuestra que el número de audiencias fallidas ocurridas en lo que va del presente año es mucho mayor al que se dio durante el mismo período de 2012, que fueron 1.674, indicó Vilma Torres, dirigente de la organización, quien agregó que el principal motivo es la ausencia de las partes, seguido por la no concurrencia del fiscal y de los testigos.

Sin embargo, Guayas no es la única provincia que tiene un incremento en audiencias fallidas. Pichincha registró 2.025 casos en el primer trimestre del año pasado, mientras que en el mismo período de 2013, sumaron 5.353.

Al referirse a este tema, Oswaldo Sierra, titular del Decimoquinto Juzgado de Garantías Penales de Guayas, señaló que por culpa tanto de fiscales como de defensores particulares o públicos, hasta un 97% de las diligencias de ley en las judicaturas de primer nivel no se realizan en las fechas y horas fijadas.
Sierra enfatizó que es responsabilidad de esos operadores de justicia que las audiencias preparatorias a juicio no se den, mas no del juez, al que le atribuyó el 3% de incumplimiento, debido a enfermedades o posibles emergencias familiares, que hacen que los judiciales no estén en los despachos.
“El rol que tiene cada uno de los operadores de justicia es diferente, pero el rol que tienen los jueces les permite permanecer continuamente en el juzgado, esperando que vengan las partes a las audiencias”, dijo.
Relató que durante una reunión que mantuvieron en días pasados los jueces con delegados del Consejo de la Judicatura, propusieron, con el objetivo de reducir las audiencias fallidas, implementar un software o programa informático para que coordine los horarios, las fechas y los fiscales, a fin de que no coincidan.
“Cada judicatura fija la fecha para una diligencia, pero no sabemos si uno o varios de los juzgados fijan otra audiencia a esa misma hora y fecha. Esa falta de coordinación hace que el fiscal falle a una u otra diligencia”, indicó.

El informe detalla que en 2012 la Fiscalía fue la responsable del 15% de las causas fallidas (1.452), mientras que en lo que va de este año no concurrió a 511 convocatorias de audiencias, lo que equivale al 14%.

Paúl Ponce, fiscal provincial del Guayas, confirmó esa versión e indicó que son varias las razones por las que un fiscal no asiste a alguna audiencia, entre otras, citó que un funcionario sigue siendo convocado habitualmente a 4, 5, 6 y a veces más audiencias no solo el mismo día, sino a la misma hora.

Ponce explicó que cuando un fiscal es convocado simultáneamente a dos o más diligencias, éste prioriza la de juzgamiento a una de sustentación de dictamen (preparatorias a juicio) y a la de dictamen, a otra convocada por motivo diferente, como la interposición de recursos.
César Cárdenas, coordinador de OPTA-Justicia, indicó que el informe ha sido entregado al Director Provincial del Consejo de la Judicatura en Guayas y que éste lo pondrá a consideración del pleno para iniciar un sumario administrativo contra los servidores, identificados como posibles responsables de la dilatación del proceso, con el fin de imponer sanciones.

Una de las medidas se la aplicaría por medio del Reglamento del Régimen Disciplinario de las Abogadas y Abogados en el Patrocinio de las Causas al único jurista que presenta una cifra exorbitante de audiencias fallidas entre enero y febrero de este año.
OPTA-Justicia lo identificó como Héctor Cevallos Cruz, quien solo en el Duodécimo Tribunal de Garantías Penales del Guayas, ocasionó 120 suspensiones.
El mismo profesional del Derecho, en el segundo semestre de 2012 provocó, por diferentes acciones, que 362 audiencias no se realicen.

José Ortiz, juez miembro de ese tribunal, prefirió no ahondar en detalles con respecto al informe y, en un tono algo displicente, se limitó a decir que es el Consejo de la Judicatura el ente que se encarga del control de los judiciales, tanto en el ámbito administrativo como disciplinario.

Torres informó, además, que la Unidad Judicial Nº4 de la Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia de Guayaquil fue la judicatura que más audiencias fallidas registró en el primer trimestre del presente año, con 484 casos, es decir, el 13.5%, pese a que esa dependencia judicial, ubicada en la denominada zona rosa de la Guayaquil, no tiene más de 3 meses de inaugurada.

Otra de las judicaturas que es señalada en el informe como escenario de ese tipo de suspensiones es el Tercer Tribunal de Garantías Penales, con 174 diligencias no realizadas (4,9%).

En 2012, fue la Unidad Judicial Nº1 de Guayaquil la que registró 1.142 audiencias fallidas, seguida de la Unidad Judicial Nº1 de Contravenciones, con 919 casos.

También te podría interesar...

Progreso
Flash ad ID: 3
Accessibility
Cerrar