Asesinos de Fausto Valdiviezo estarían vinculados con narcotráfico

5-19471_full

La Policía Judicial necesitó cuarenta y un días para dar con los posibles autores y cómplices de la muerte del periodista Fausto Valdiviezo Moscoso, luego de que la tarde y noche del miércoles último, nueve sujetos -entre ellos tres colombianos- fueran detenidos en un operativo que se desarrolló en varios puntos de Guayaquil, bajo la dirección del fiscal Víctor Altamirano, quien investiga el caso.

José Serrano, ministro del Interior, fue el primero en informar sobre la captura de los sospechosos, por medio de su cuenta Twitter (@ppsesa), donde anticipó que el asesinato del comunicador, registrado en la ciudadela La Atarazana, donde Valdiviezo acudió para visitar a su madre, no habría sido motivado por su actividad periodística.

El funcionario indicó que desde hace unas cuatro semanas se conocían las identidades de los sospechosos, pero se aguardó un poco la aprehensión con el objetivo de localizar también a los autores intelectuales del asesinato, perpetrado bajo la modalidad de sicariato.

Los detenidos presuntamente pertenecen a una peligrosa banda que opera en la ciudad, donde se dedican al acopio y envío de droga al exterior, afirmó Serrano, quien agregó que por ese delito también serán procesados por la Fiscalía, tras la audiencia de formulación de cargos efectuada la mañana de ayer, luego de la cual se les dictó orden de prisión preventiva, por lo que fueron llevados directamente a la Penitenciaría del Litoral.

En el operativo en el que participaron miembros de grupos élite de la Policía -Unidad de Investigación Antidelincuencial (UIAD) y Grupo de Intervención y Rescate (GIR)-, conjuntamente con la Fiscalía, fueron decomisadas grandes cantidades de dinero y evidencias que hacen presumir que la banda tenía nexos con el narcotráfico.

Desde las 16:00 del miércoles anterior los agentes realizaron allanamientos simultáneos en cuatro viviendas ubicadas en Villa Club (km 12 de la vía a Samborondón), específicamente en las etapas Aura y Plaza Real, y en el interior de un local de venta de cerámicas de piso, en las calles 10 de Agosto y Machala, centro de la ciudad. Las incursiones se efectuaron con la presencia del fiscal Altamirano.

En los operativos también se encontraron cuatro vehículos, uno de ellos en un predio de la ciudadela Quisquís, cerca de Urdesa. Las evidencias y los detenidos fueron trasladados hasta las dependencias de la Policía Judicial del Guayas (PJ-G).

El pasado 15 de abril, cuatro días después del crimen, el Ministro ya había descartado que la muerte del periodista esté motivada por asuntos relacionados con su profesión. Serrano llegó en esa fecha desde Quito acompañado por la cúpula policial para visitar a la familia del periodista, y tras conversar con la madre y hermano del fallecido, Luz Moscoso y Alfredo Valdiviezo, a puerta cerrada por casi una hora, dijo que las investigaciones, aunque preliminares en ese entonces por encontrarse en etapa de indagación previa, descartaban que el asesinato haya sido motivado por actividades de profesión.

Valdiviezo conducía un programa en un canal online en el que supuestamente realizaba varias denuncias, así como también en las redes sociales, y que podrían haberle originado algún tipo de amenaza o represalia.

Justamente, un día antes del crimen, el comunicador sufrió un atentado. En instantes en que circulaba por la Av. Francisco de Orellana un vehículo con dos ocupantes obstruyó su paso para dispararle en un par de ocasiones, pero no lograron herirlo. En una rápida reacción, Valdiviezo maniobró el automóvil que conducía y se encunetó a un costado.

Curiosamente, el ahora occiso no presentó la denuncia del caso ante la Fiscalía para que se inicien las indagaciones de rigor. Serrano anunció que se tenían diferentes pistas, pero agregó que la Policía y Fiscalía las mantienen en absoluta reserva para no interferir con el proceso de investigación.

Alfredo Valdiviezo, hermano de Fausto, habló en esa ocasión en representación de la familia y dijo que recibieron buenas señales por parte de las autoridades.

Durante el velorio realizado en el camposanto Jardines de la Paz, norte de Guayaquil, su hermano dijo: “Pido que nos mantengamos en vigilia para que este crimen se esclarezca. Se trata no de un periodista sino de un ser humano. A mi hermano lo mataron de manera cobarde. Atentaron el miércoles contra su vida y ayer los sicarios lo mataron. No hay sospechosos. Veamos lo que dice la Policía. Yo ignoro quién sea, pero ya lo he de saber”.

Fausto Valdiviezo trabajó en las cadenas televisivas Ecuavisa, SíTV (ahora Canal Uno), RTS y TC Televisión, en este último medio representó a los trabajadores cuando fue incautado por la Agencia de Garantía de Depósitos (AGD).

En abril, Valdiviezo tenía previsto incorporarse al canal Teleamazonas como presentador del programa de variedades “Lo sabe, no lo sabe”, que ahora lo hará otro conductor.

También te podría interesar...

Progreso
Flash ad ID: 3
Accessibility
Cerrar