China será dirimente en la guerra de smartphones

3-21071_full

Entrada en mano, cámaras, micrófonos, y mucha, pero mucha expectativa… Esto se vivía el pasado martes en Cupertino, en Santa Clara, en el estado de California (EE.UU.). Ahí, en el eterno hogar del gigante Apple, se alistaba el anuncio de la nueva “camada” de los iPhone. A la misma hora, a miles de kilómetros de distancia, en la sede de la firma de la “manzana” en Pekín también había conmoción.

Decenas de fieles seguidores de los productos Apple se habían dado cita para ser partícipes de este nuevo lanzamiento, pero con sazón asiática, aunque esto no ocurrió. Y para frustración de muchos usuarios, la filial apenas se limitó a retransmitir lo que pasaba en Cupertino sin ni siquiera hacer un anuncio en lengua natal o, al menos hacer un evento más acorde al legado de Steve Jobs. Esta desilusión para los chinos se fue convirtiendo, con el pasar de las horas, en malestar generalizado.

Y es que los nuevos “juguetes” de Apple fueron presentados de una manera, pero lucen en realidad de otra.

El consejero delegado de Apple, Tim Cook, anunció el martes que desde mañana saldrá a la venta el multicolor iPhone 5C, el “hijo barato” de la compañía, y el iPhone 5S, el nuevo smartphone de nueva tecnología. El primero, según Cook, tendría un valor que va desde los 99 dólares, el de capacidad de 16 GB, y de 199 dólares el de 32 GB.

Hasta ese momento se convertía en la noticia de la temporada: El reino que dejó Jobs se lanzaba al mercado de los celulares “low cost” (bajo costo) para intentar igualar en algo la batalla que tiene con Samsung en la que, por cierto, está siendo barrida, una vez que el gigante surcoreano acaparara el 32% del mercado de celulares inteligentes versus el 14% para Apple.

Pero a los pocos minutos del anuncio hecho en Cupertino salieron las calculadoras de los usuarios y las “revelaciones se multiplicaron”.

Los valores dados por Cook son reales, es cierto, pero con ciertas condiciones: se cobrarán estas cifras solo en planes realizados con las tres más grandes telefónicas móviles de Estados Unidos: AT&T, Verizon y Sprint. Si un usuario desea comprar un iPhone “barato” desbloqueado -es decir, con capacidad de poder activarlo en una compañía distinta o, quizás, en otro país- los valores se dispararán.

Es así que en la propia página de Apple Stores aparecen los precios para los iPhone 5C con tarjeta SIM libre: 549 dólares el de 16 GB y 649 dólares el de 32 GB.

Irritación asiática

“Dicen que es la versión 'low cost' (de Apple), pero ¿para quién? Es igual de cara, pero con un equipamiento muy bajo”, “¿Apple piensa que los chinos somos tontos y adinerados?”, fueron algunos de los comentarios que se empezaron a emitir desde el pasado martes en Weibo, el Twitter chino.

El motivo fue que, así como entre los usuarios norteamericanos, al otro lado del mundo también sacaron las calculadoras y comenzaron a sacar cálculos. Y los resultados no fueron para nada alentadores.

La propia agencia de Apple en Pekín informó que el iPhone 5C se venderá por 4.488 yuanes (730 dólares) en China, casi 200 dólares más que su precio en Estados Unidos y solo $150 dólares menos que el aparato de gama alta, el 5S.

Una encuesta realizada por Sina, uno de los portales de noticias más populares de China, publicó ayer que el 88,4% de los chinos considera que el precio del iPhone 5C es “demasiado”, mientras el diario oficial “China Daily” señala que solo el 2,6% de la sociedad se plantea adquirir este teléfono.

La frase “iPhone 5S” era la búsqueda más popular en Weibo, el servicio de microblog más seguido de China, ayer, mientras que “iPhone 5C” no aparecía en las listas de principales búsquedas.

Otros usuarios se preguntaban por qué alguien que vaya a desembolsar más de 4.000 yuanes por un 'smartphone' no pagaría un poco más por el modelo avanzado 5S. Pero otros creen que el 5C tiene sentido en el muy competitivo mercado de los teléfonos avanzados, donde cuanto más barato es el dispositivo, más dura la batalla por el dominio.

Estos números y comentarios, a primera vista, alarman a los chicos de Cupertino teniendo en cuenta que en China -el mayor mercado mundial de teléfonos inteligentes con 1.400 millones de habitantes- sus ventas se han reducido un 43% entre abril y junio de este año.

Pero la preocupación en Apple se incrementa aún más cuando se ven las cifras al otro lado de la orilla.

Samsung, gracias a acuerdos tributarios, ha vendido durante todo 2013 el Galaxy S4 a un costo parecido al de China.

En el segundo trimestre de 2013, Samsung vendió 15,3 millones de smartphones en China, superando a cualquier otro fabricante. Así pues, la surcoreana obtuvo 19.4% de las ventas en el creciente mercado chino. Según el sitio The Next Web, Apple se encuentra en segundo lugar, con 3,4 millones de iPhones vendidos, lo que representa 4.3% del mercado.

Durante el segundo trimestre de 2013, 78.8 millones de teléfonos fueron adquiridos por los consumidores de dicha nación, lo que se traduce en 35% del mercado global.

Visión distinta en Japón

Pero si bien en China existe una creciente decepción por el lanzamiento de los nuevos iPhone, en Japón la situación se vive de manera distinta.

Los nipones están dispuestos a hacer cola durante una semana para comprar uno de los nuevos modelos de teléfono móvil de Apple que se pondrán a la venta el próximo 20 de septiembre en Japón.

Apenas Tim Cook terminó de hacer el anuncio, una larga fila comenzó a formarse delante de la tienda de la compañía en el distinguido barrio de Ginza, donde un empleado de 44 años manifestaba su orgullo de ser el primero. “Estoy feliz de haber obtenido el primer lugar”, declaró Tetsuya Tamura a la AFP, cuya cuenta Twitter registró un espectacular aumento de seguidores desde que anunció la noticia.

Los nuevos iPhone 5s y 5c, presentados el martes en Estados Unidos, se pondrán en venta con precios diferenciados y habrá nueve países que los podrán tener este mes.

Los primeros países en recibirlos serán Estados Unidos, Australia, Canadá, China, Francia, Alemania, Japón, Singapur y Reino Unido.

Los valores de la nueva “camada” de teléfonos inteligentes de Apple aún se desconocen para Latinoamérica, sin embargo, en Ecuador se estima que los valores fluctuarían entre los 700 y 1.100 dólares, según la telefónica que los expenda.

DATOS

El iPhone 5C, que está fabricado en carcasa de plástico (policarbonato), estará disponible además en diferentes colores. Posee una cámara mejorada de 8 megapíxeles y una nueva cámara denominada FaceTime HD que estará situada en la parte delantera.

El iPhone 5S tendrá un procesador interno de 64 bits, un sensor dactilar (para mejorar la seguridad, llamado Touch ID) y estará disponible en diferentes colores (gris oscuro, dorado y plateado). Este nuevo iPhone contará con un sistema -denominado M7- que ayudará a ahorrar batería. Ésta, según lo anunciado, proporcionará 8 horas de navegación y 10 de conversación.

También te podría interesar...

Flash ad ID: 4
Flash ad ID: 3
Accessibility
Cerrar