Estado asumirá repatriación de migrante

10-03-15-ACT-RUEDA_851c8dd897110969a1a44dce8f27e7cb

El sábado el Instituto Nacional de Migración (INM) informó sobre el presunto suicidio de un ecuatoriano en la estación migratoria de la delegación federal en Michoacán, México.

Según las primeras versiones, el cuerpo fue hallado sin vida por migrantes guatemaltecos en el baño de hombres, aparentemente colgado de una bufanda. En sus prendas se encontró una cédula perteneciente a Ángel Agustín Taco Vilema, oriundo de la comunidad Gramapamba, cantón Guamote, en Chimborazo.

Julián Guamán, coordinador de la zona centro del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad, señaló que al momento se está confirmando la identidad del ciudadano.

“Hemos enviado copias de las huellas dactilares que se encontraban impresas en el Registro Civil de Guamote. Es parte del proceso; debemos estar seguros de la identidad de la persona, por ello acudimos hasta el sitio para comunicar el hecho”, acotó. Recalcó que la institución ya realiza el procedimiento para repatriar el cuerpo. Los gastos serán asumidos por el Estado, debido a que la familia del occiso es de escasos recursos económicos.

Mientras tanto los tíos, primos y amigos de Ángel, visitaron ayer la vivienda en la cual el joven pasó sus primeros 12 años. En 2003 él y su familia viajaron a Biblián, provincia del Cañar, con el propósito de buscar nuevas oportunidades.

Para llegar a la casa, en la comunidad Gramapamba, ubicada a 3.500 metros sobre el nivel del mar, se debe tomar una vía de segundo orden que inicia desde la carretera principal de Guamote, en un camino lastrado.

La comuna tiene alrededor de 500 habitantes, todos dedicados a la agricultura. Los habitantes suelen esperar el jueves, día de feria, para realizar las compras o vender sus productos ya que es el único día que existe transporte regular. Los otros días deben arreglárselas como puedan.

José Taco, tío de la víctima, recorre la vivienda y con las manos señala los lugares por los cuales Ángel corría para llegar a la escuela Salvador Bustamante Celi, a solo pocas cuadras de su hogar. “Era un niño travieso y muy despierto. El saber que murió lejos de su tierra es triste. Por un tiempo no supimos nada de él. Cuando creció y se fue con sus padres nos dijeron que estaba trabajando en Guayaquil”, señaló.

Mientras, de 135 casos de ciudadanos ecuatorianos reportados desde el año pasado como desaparecidos en su paso ilegal a Estados Unidos, 47 han sido resueltos, informó el canciller Ricardo Patiño, tras expresar su preocupación por la noticia del aparente suicidio de un migrante en México.

Este es el segundo caso de un ecuatoriano que muere por un aparente suicidio. El primero fue el de Noemí A. Ahora se reportó que el ciudadano Ángel Agustín Taco fue encontrado muerto por las autoridades del estado de Michoacán.

Patiño recalcó que al gobierno le preocupa esta situación, que ya está siendo investigada, pero formuló un pedido a las familias ecuatorianas de que “no envíen a niños y jóvenes en situación de migración riesgosa”, sobre todo por la existencia de bandas peligrosas en Centroamérica.

Fuente: El Telégrafo

También te podría interesar...

Flash ad ID: 4
Flash ad ID: 3
Accessibility
Cerrar