Industrias básicas fomentarán el cambio de la matriz productiva

6-20270_full

Un complejo siderúrgico y una fábrica de urea forman parte de los primeros proyectos de industrias básicas que ahorrarán al país aproximadamente 1.020 millones de dólares anuales en importaciones.

Según autoridades del Gobierno, el cambio de la matriz productiva en el sector industrial estará soportado por la generación de nuevas industrias básicas que permitan fortalecer los encadenamientos productivos. Con ello el sector ya no estará más dependiendo de las importaciones de insumos y materias primas y, sobre todo, de bienes de capital.

El vicepresidente de la República, Jorge Glas, manifestó que el desarrollo de las industrias básicas, el fomento al talento humano de calidad y el apoyo a la empresa privada, mediante el sistema de compras públicas, son tres pilares que fomentarán el cambio en la matriz productiva nacional.

El propósito del Gobierno radica en un encadenamiento productivo transformador: utilización de recursos naturales, investigación -en industrias básicas-, manipulación de la mano de obra especializada, industrialización, distribución, consumo y/o exportación.

“Hay muchos estudios que deben realizarse porque son varias industrias básicas las que se han priorizado; y están en distintas fases de desarrollo, por ejemplo: visualización, perfil de proyecto o prefactibilidad, como en el caso de la industria petroquímica. Estas industrias básicas requieren construir un caso de negocio para ver su viabilidad como empresa, como proyecto en sí mismo”, señaló el Vicepresidente. “Hay un comité interinstitucional de diversas entidades del Estado, en donde vamos a generar los incentivos, por ejemplo, la priorización de las compras públicas entre las empresas nacionales”, subrayó.

Las industrias básicas se dividen en minerales, recursos forestales e hidrocarburos (petróleo y gas).

Proyectos prioritarios

La implementación del proyecto siderúrgico y de urea son las dos tareas iniciales del Viceministerio de Industrias Básicas, Intermedias y Desagregación Tecnológica, el cual fue creado por el Ministerio de Industrias y Productividad a inicios de este año.

La nueva instancia ministerial arrancará su trabajo con dos proyectos calificados como prioritarios, un complejo siderúrgico y una planta de industrialización de urea.

De acuerdo con información del Mipro, el complejo funcionará a partir de 2016 y tendrá una inversión de 1.200 a 1.400 millones de dólares, cifra que será ratificada al concluir los estudios. Allí operarán las cinco empresas acereras y ferrosas del país, pues será un espacio para mejorar la competitividad del sector privado.

La instalación estará en Manabí o en Los Ríos, lo que ahorrará al país por sustitución de importaciones aproximadamente 400 millones de dólares anuales.

Asimismo, la planta de urea requiere un financiamiento de 800 millones de dólares que tiene como objetivo cubrir la demanda nacional del fertilizante y ahorrar 120 millones de dólares anuales, que es el monto que el sector agroindustrial destina a la importación.

Rafael Poveda, ministro Coordinador de Sectores Estratégicos, explicó que uno de los ejes del Gobierno para el cambio de la matriz productiva es la industria básica. “La siderúrgica, metalúrgica o refinería de cobre, la petroquímica, que va encadenada con la Refinería del Pacífico, y tenemos también los astilleros como principales proyectos de industrias básicas”, dijo Poveda.

Enfatizó que en este periodo el Gobierno va a estudiar y analizar cada uno de los proyectos para ver cuáles son los más económicos, eficientes y rentables para el país y de ahí definir la forma de inversión (pública, privada o mixta).

Sustitución de importaciones

De su parte, Henry Kronfle, presidente de la Cámara de Industriales de Guayaquil (CIG), señaló que la creación de las industrias básicas de siderúrgica y metalúrgica es muy importante”.

“La creación de éstas en el país puede dinamizar a otras industrias proveyéndolas a su vez de materias primas que tendrán un efecto positivo en la balanza comercial porque habría una sustitución inteligente de importaciones, generando empleo, atrayendo tecnología para generar esas industrias y abaratando costos de lo que fuera la importación de esos productos en el país”, expresó.

Kronfle mencionó que esta iniciativa generará desarrollo industrial en algunas ramas de la economía, no solamente de la parte específica de metalmecánica, en el sentido de que van a ser utilizadas por fábricas que le van a generar valor agregado. Según el Mipro, la sustitución de importaciones ahorró 618 millones de dólares entre 2007 y 2012.

ESTADO GARANTIZA MERCADO A LOS PRODUCTORES

Las compras plurianuales, a través del portal de Compras Públicas, es uno de los mecanismos que ejecuta el Ministerio de Industrias y Productividad (Mipro) para garantizar el mercado interno a los productores locales, como parte de la estrategia que esta cartera utiliza para la transformación de la matriz productiva que impulsa el Gobierno.

La estrategia busca establecer condiciones necesarias que permitan generar mayor participación del productor nacional en un mercado que, para 2012, movió $10 mil millones y donde el segmento nacional ofertó alrededor de $1.800 millones, en el mismo periodo de tiempo.

De esta forma se evidencia un importante nicho de intervención para el sector productivo local, manifestó Ramiro González, titular del Mipro.

La iniciativa busca impulsar las compras plurianuales con el fin de asegurar a los productores un mercado por tres o cuatro años.

También te podría interesar...

Progreso
Flash ad ID: 3
Accessibility
Cerrar