Inmobiliarias tendrán créditos para construir vivienda de tipo social

4-18073_full

El titular del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi), Pedro Jaramillo, anunció que trabaja en incentivos para fortalecer la participación de los promotores inmobiliarios privados en los planes de vivienda social.

Estas compañías podrán acceder a créditos de parte del Banco del Estado con tasas de interés del 5% y con plazos que oscilan entre 18 y 36 meses, de acuerdo al proyecto. “Queremos activar el mercado de la vivienda social por medio de incentivos a las empresas del sector para que se unan a esta cruzada del Gobierno y generar casas en zonas, sobre todo urbanas, donde tenemos un déficit que atender”, aseveró el secretario de Estado.
Las compañías que deseen adquirir los préstamos deberán tener el proyecto aprobado por parte del Miduvi y presentar al Banco del Estado los aspectos técnicos, como las características del terreno, planteamientos urbanísticos, composición tipológica, estructura de costos y porcentaje de vivienda social.
Carlos Guerrero, representante de la empresa Promotores Inmobiliarios, comentó que el apoyo beneficia a las compañías que llevan poco tiempo en el sector, pero no descartó que haya algunas antiguas que opten por el crédito, pues mira en la vivienda social “un segmento que, además de tener un espíritu solidario, puede generar buenos negocios”.

Sin embargo, hay empresas que han presentado quejas ante la cartera de Estado por el no pago de los bonos desde 2010, según indicó Jaime Rumbea, de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Viviendas del Ecuador (Apive), quien no especificó montos.
Ante ello, las autoridades del sector indicaron que realizarán una investigación de las deudas para proceder a su cancelación.
Por otra parte, de acuerdo al Decreto Ejecutivo 1419 firmado por el presidente de la República en funciones Lenín Moreno, el bono de la vivienda aumentará este año de 5.000 a 6.000 dólares para adquirir departamentos valorados hasta en 15.000 dólares.
Si los departamentos tienen un avalúo de hasta 20.000 dólares, el bono será de 5.000; si cuestan 25.000, de 3.500, y si se valoran en 30.000 dólares, el beneficiario recibirá 2.500.
Según el documento, estos fondos serán canalizados por las instituciones del sistema financiero, pues establecen condiciones preferenciales para la vivienda social.
Las casas deben estar ubicadas en las zonas urbano marginales y rurales, y los beneficiarios ganar hasta 2,9 salarios básicos unificados, es decir 922,2 dólares.
En este año se espera construir 30.000 viviendas, con un presupuesto de 300 millones de dólares. La Cámara de la Construcción de Quito tiene registrada una demanda insatisfecha de 700.000 viviendas.
Hermel Flores, titular de la asociación, consideró que el aumento del bono es porque han incrementado los precios de los terrenos, lo que afecta en los costos de la mano de obra y de los materiales.

También te podría interesar...

Progreso
Flash ad ID: 3
Accessibility
Cerrar