La banca tendrá una base mínima para la entrega de hipotecarios

4-17969_full

Desde este mes las entidades del sistema financiero cuentan con un volumen mínimo de entrega de créditos hipotecarios, debido a la entrada en vigencia de la Resolución 2383 de la Junta Bancaria. Esta norma se encuentra establecida en la Ley de Regulación del Crédito Hipotecario, aprobada a mediados del año pasado por la Asamblea Nacional.

La regulación sostiene que la Superintendencia de Bancos (SBS), por medio de la Junta Bancaria, sea el organismo encargado de fijar anualmente el porcentaje de operaciones hipotecarias obligatorias que cada entidad mantendrá. Esta cifra será diferenciada para cada institución financiera y se relacionará con su patrimonio técnico constituido en función de la naturaleza, objeto y giro del negocio.

El objetivo de las autoridades es mantener un monto fijo mínimo de entrega de créditos para el sector privado y así evitar las desaceleraciones en este tipo de préstamos.

Las 26 entidades del sistema bancario privado están obligadas a entregar estos créditos, por lo cual cuentan con una cartera hipotecaria de alrededor de $ 1.400 millones, de acuerdo con cifras de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador.

Según la regulación, para 2013 el porcentaje que las instituciones financieras deberán mantener en créditos para la vivienda frente al patrimonio técnico “será el que provenga de la relación entre el promedio del volumen de entrega de vivienda de los tres años anteriores, frente al patrimonio técnico del último mes de la fecha del cálculo”.

Así, por ejemplo, en el caso de Banco del Pacífico, que reportó a la SBS un promedio de volumen del crédito de vivienda de 6,5 millones de dólares a julio de 2012, con un patrimonio de 380 millones, el porcentaje alcanza el 1,72%.

Es así que las entidades del sector privado entrarán a una competencia más directa con el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess) en un segmento que el organismo público ha dominado desde 2010 con un 60% de participación en el mercado.

Así, por ejemplo, si un ciudadano desea acceder a este beneficio por medio del banco público, obtendrá el 100% del financiamiento si el avalúo de la vivienda es menor o igual a 125.000 dólares, y del 80% si es mayor a ese monto.

El plazo de estos créditos es de 25 años y el interés se define de acuerdo a la tasa activa efectiva referencial del segmento vivienda, que el Banco Central ajusta cada 180 días y que actualmente se ubica en el 10,64%.

Esta situación ha preocupado a la Asociación de Instituciones Financieras del Ecuador (AIFE), por ello su presidente, Gianni Garibaldi, envió una carta al titular de la SBS, Pedro Solines, en la que le consulta sobre la metodología del cálculo, la vigencia del factor resultante y las acciones a tomar ante una eventual contracción del sector inmobiliario.

Garibaldi además indica que el sector privado se encuentra en desventaja sobre el Biess y otras entidades, pues el artículo 53 de la Ley de Instituciones del Sistema Financiero prohíbe captar depósitos a la vista en cuentas de ahorro.

Uno de los beneficiarios de un crédito privado es José Vallejo, quien solicitó un crédito para realizar una ampliación en su casa. “No pedí el préstamo en el Biess porque no cumplía con los requisitos de aportaciones acumuladas, pero necesitaba realizar la construcción, por eso fui al Banco, pero pese al alto interés (18%) puedo pagar la deuda”, afirmó el ciudadano.

Según datos del Biess, actualmente están en ejecución en el país 16.345 inmuebles, entre los que se incluyen 7.997 casas, 8.351 edificios de departamentos, 666 de oficinas, 833 locales comerciales y 702 consultorios médicos.

También te podría interesar...

Flash ad ID: 4
Flash ad ID: 3
Accessibility
Cerrar