La Plaza Grande se pintó de azul

6-22156_full

Como un reconocimiento a las personas que padecen autismo, este miércoles, 2 de abril, la Plaza de la Independencia lució azul, al igual que 100 ciudades en el mundo.

Aunque no existen cifras del número de afectados por este trastorno en el Ecuador, se estima que a nivel mundial la afectación es de uno de cada 150 niños. Por ello el Gobierno nacional a través de la Secretaría de Discapacidades y el Ministerio de Coordinación Social establecerá desde este año un programa para atender a las personas con esta dificultad.

“Debemos reconocer que no se ha hecho lo mínimo necesario por atender a este grupo de personas, nos hemos tardado mucho, pero ya dimos el primer paso y a partir de este año el gobierno tendrá el corazón azul para trabajar con eficiencia en beneficio de todos ustedes y sobre todo de quienes padecen esta condición”, indicó el vicepresidente Jorge Glas, quien recibió un cuadro pintado por autistas como homenaje a la ayuda que brindará su dependencia al trastorno del espectro autista.

Se establecerá además un centro especializado para tratar médicamente a quienes padecen de autismo.

Foto: El Palacio de Carondelet se iluminó de azul. El vicepresidente Jorge Glas participó del evento / Vicepresidencia

También te podría interesar...

Flash ad ID: 4
Flash ad ID: 3
Accessibility
Cerrar