Los ciberdelincuentes quedan al descubierto

6-19583_full

Recibir mensajes “spam” (anuncio basura) es normal hasta cierto punto en una cuenta de correo electrónico. Entre esos mensajes suelen llegar ofertas “millonarias” acerca de “herencias” que dejan personas al otro lado del mundo para beneficiarios que nunca han conocido.

Se trata de estafas internacionales, en las que se requiere una cuenta bancaria para supuestamente hacer el “depósito millonario”, pero en realidad es para realizar algún tipo de lavado de dinero.

En la actualidad es fácil determinar el destino de estos correos. Muchos de estos mensajes son enviados, supuestamente, desde África, pero en un caso, al verificar a través de la dirección IP (etiqueta numérica que identifica a una computadora) se verificó que el mensaje había sido enviado desde Londres.

En el correo llega implícita la dirección IP de la fuente de Internet del remitente. Es a través de este código que los ciberdelincuentes quedan al descubierto.

Santiago Guachamín, especialista en seguridad informática, indicó que es posible determinar la ubicación de una persona que envía un mensaje intimidatorio o amenazante.

“Una vez solucioné un caso en el cual unos sujetos chantajeaban a una chica con amenazas de muerte. Pudimos determinar la dirección de los tipos y les escribimos que sabíamos dónde estaban y que, si persistían en las amenazas, los íbamos a exponer ante las autoridades”.

En pocas horas -recordó Guachamín- tuvieron una respuesta positiva por parte de los acosadores. “El siguiente correo de ellos fue que todo se trataba de una broma y que no los delatemos. Se pudo llegar a cosas más serias, pero como dejaron de chantajear, todo quedó ahí. Lo recomendable es acudir a las autoridades, para que se encarguen del caso”.

En caso de que una persona desee saber la dirección de algún amenazante, debe realizar algunos pasos (ver gráfico – con un clic se agranda)

Los cibercriminales también utilizan las redes sociales para cometer sus fechorías. Los hermanos José y Ronald Macías Villamar (prófugos de “La Roca” que ya fueron recapturados), mientras estaban en libertad, vía Twitter, amenazaron de muerte al ministro del Interior, José Serrano.

Según investigaciones, se dio con el lugar de donde había sido enviado el mensaje, pero los delincuentes ya se habían movido. Quien sí fue ubicado a través de una ciberinvestigación fue César Vernaza, otro de los fugados de “La Roca”, que colgó un video en YouTube, en el que aseguraba ser inocente de los crímenes que se le acreditan.

Los especialistas en informática forense realizaron su peritaje y dieron con el paradero de Vernaza, quien estaba en Cali.

Si algún ciudadano es amenazado vía Twitter, Facebook o por correo electrónico, debe acudir a la Policía Nacional para que sean los especialistas informáticos quienes den con el paradero de los delincuentes.

También te podría interesar...

Flash ad ID: 4
Flash ad ID: 3
Accessibility
Cerrar