Producción local de cocinas crece y Rafael Correa confirma compras a China

6-18621_full

La producción local de cocinas de inducción se triplicó en este mes, de la mano del aumento de ventas en los almacenes de electrodomésticos que también repuntó desde inicios de año, según gerentes de las fabricantes Ecasa, Indurama y Mabe.

Sin embargo, el anuncio del pasado viernes del presidente Rafael Correa sobre la compra de 500 mil estufas de inducción a China a través de un crédito de $ 250 millones, preocupa a los industriales que aseguran que están en condiciones de cubrir esa demanda. “Estoy importando las cocinas chinas a la mitad de precio y con financiamiento chino”, dijo Correa en una entrevista con periodistas de Gonzanamá (Loja).

También criticó una supuesta falta de confianza de los empresarios locales al proyecto.

Henry Kronfle, titular del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE), quien acompañó al mandatario a China a inicios de este mes, defendió este lunes al sector industrial y aseguró que sí se cumplió con lo acordado, y explicó que la poca salida de esas cocinas cuando comenzó el proyecto se debió a problemas de demanda. Adelantó que hay interés de tres empresas chinas en enviar cocinas completas y CKD (partes y piezas) para ensamblarlas en el país.

En tanto, Juan Pablo Vela, gerente de Indurama, aseguró que su empresa apunta a una producción de 40.000 estufas mensuales, es decir, alrededor de 500 mil en este año, aunque con su capacidad instalada puede llegar hasta 800 mil, lo que fue anunciado en un aviso de prensa. “Sí, es un mensaje hacia el Gobierno, hacia el presidente, decirles que estamos totalmente predispuestos y que tenemos la capacidad”, señaló.

Expresó que pasaron de producir 15.000 cocinas en diciembre a 35.000 en este mes.

En tanto, Mario Espinoza, gerente de Ecasa, que pasó de producir de 200 a 500 cocinas diarias, también dijo que está en condiciones de cubrir la demanda del Gobierno.

Cree que la importación de cocinas desde China desestabilizaría el mercado local.

Mientras, Vela espera que de China se importen encimeras y no cocinas con horno eléctrico, que es el 80% del mercado nacional. “Si traen las encimeras estarían cubriendo un segmento, las de las amas del Bono de Desarrollo; pero si traen cocinas con horno, sí nos afectaría y entraríamos a competir”.

A fines de diciembre, el ministro de Industrias, Ramiro González, dijo que las empresas locales podían ofrecer 70.000 cocinas al mes para este segmento y se buscarían en China 80.000 unidades mensuales.

En tanto, Vela resaltó las ventajas que tendrían las cocinas nacionales frente a las chinas, como los componentes europeos, canales de distribución, garantía y servicio posventa.

Roberto Guerrero, gerente de Marketing y Proyectos de Mabe, expresó que el mercado nacional está en capacidad de cubrir dos tercios (330.000 cocinas) de esa demanda para dejar un tercio a la industria china.

Mabe incrementó su producción de encimeras de 1.500 a 4.000 en los últimos dos meses y tiene capacidad para producir hasta un millón de cocinas al año.

 

Fuente: El Universo

Etiquetas

También te podría interesar...

Flash ad ID: 4
Flash ad ID: 3
Accessibility
Cerrar