Snowden: Gobierno británico obligó a The Guardian a destruir archivos

3-20774_full

El Gobierno británico obligó al diario The Guardian a destruir dossieres bajo amenaza de actuaciones legales tras la publicación de documentos secretos estadounidenses entregados por Edward Snowden, declaró este martes el editor del diario británico.

Alan Rusbridger indicó que fue contactado “por un muy importante responsable del Gobierno que le dijo representaba la opinión del primer ministro”. Tuvo luego dos encuentros con este responsable, que “le pidió la entrega o destrucción de todo el material con el que estábamos trabajando”.

El diario estaba en plena publicación de la revelaciones sobre los programas de vigilancia masiva realizados por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) estadounidense y por su homóloga británica, la GCHQ, tras la entrega de miles de documentos secretos por el ex consultante norteamericano Snowden.

En un artículo publicado por The Guardian, Rusbridger afirma que las autoridades le dijeron: “Ya se han divertido. Ahora queremos que nos entreguen la cosa”.

“Luego siguieron varios encuentros con gente menos conocida de Whitehall”, el barrio donde se encuentran las oficinas del primer ministro, añadió el editor.

“La exigencia era siempre la misma: entreguen el material Snowden o destrúyanlo… Han conseguido su debate. No necesitan escribir más sobre el tema”.

El editor declaró que el Gobierno amenazó con actuaciones judiciales para intentar recuperar los documentos secretos si el diario no los destruía. “Y entonces se produjo uno de los momentos más extraños de la larga historia de The Guardian”, añadió.

“Dos expertos en seguridad de la GCHQ asistieron a la destrucción de los discos duros en los sótanos de The Guardian para estar seguros de que no quedaba nada que pudiera tener un interés cualquiera para agentes chinos”, cuenta el editor.

Su artículo es publicado cuando las autoridades británicas se enfrentan a una oleada de protestas tras la retención durante nueve horas del ciudadano brasileño de David Miranda, pareja del periodista de The Guardian, Glenn Greenwald, que trabajó con Snowden para revelar los programas de vigilancia.

Reino Unido defiende detención de brasileño

La Policía Metropolitana de Londres (Met) consideró que la detención de Miranda fue válida “legalmente y a nivel de procedimiento” y negó que no se le ofreciera acceso a un abogado, como han publicado algunos medios.

En un comunicado emitido anoche, Scotland Yard salió al paso de las críticas y la polémica entorno a la retención del novio del periodista Greenwald.

La Policía Metropolitana defendió el uso de la legislación antiterrorista en este caso y dijo que se trató de un procedimiento “revisado de arriba abajo para asegurar que el interrogatorio era tanto necesario como proporcionado”.

El Gobierno británico dijo ayer que es la policía la que decide cuándo es “necesario y proporcionado” aplicar la legislación antiterrorista, en virtud de la cual se permite detener e interrogar a individuos en aeropuertos, puertos y zonas fronterizas.

Miranda fue liberado tras 9 horas de retención, el tiempo máximo permitido para detener a una persona sin presentar una acusación pero le fueron confiscados los equipos electrónicos que llevaba.

Desde el pasado 5 de junio, Glenn Greenwald ha escrito una serie de artículos en ese diario en los que describe los programas de vigilancia que la Agencia Nacional de Seguridad Estadounidense (NSA) mantiene en internet.

También te podría interesar...

Progreso
Flash ad ID: 3
Accessibility
Cerrar