Una causa por la muerte digna

eutanasia

Brittany era de California pero dejó ese estado este año, después de decidir quitarse la vida. Se mudó de San Francisco a Portland, en el vecino Oregon, uno de los cinco de los 50 estados norteamericano que permiten la eutanasia.

La mujer aseguraba en un video grabado en agosto que quería pasar los días que le quedaban “en esta maravillosa Tierra” con su familia y en lo posible, en medio de la naturaleza. Y además utilizó sus últimas semanas de vida para abogar por la muerte digna. En sus emotivos mensajes por video atrajo a millones de seguidores en Internet.

“Un día la vida pasa delante de tus ojos, asegúrate de que merece la pena verla”, se titula el obituario colgado en su web, en el que se explica que Maynard decidió morir con dignidad en vista de su horrible, dolorosa e incurable enfermedad.

“Brittany optó por hablar de ese derecho y de esa opción y de defenderla”. Y estaba convencida de que debía posibilitarse una decisión de ese tipo a todos los pacientes terminales en Estados Unidos.

La eutanasia activa está prohibida en Estados Unidos y la muerte asistida médicamente es controvertida porque la mayoría de las iglesias la rechaza.

Sin embargo, en algunos estados sí se permite la eutanasia asistida. Es el caso de Oregon, donde es posible ayudar a la hora de poner los medios para quitarse la vida, aunque es el enfermo quien en último lugar debe tomar los medicamentos.

En Oregon la ley para una muerte digna conocida como “Death with Dignity Act” ya entró en vigor en 1997 por la presión de los electores. Según las últimas estadísticas de las autoridades sanitarias, desde entonces se les ha prescrito un narcótico mortal a 1173 enfermos moribundos y, de ellos, 752 se quitaron la vida con esos medicamentos.

Una normativa similar rige en otros estados como Washington o Vermont, mientras en Montana o Nuevo Mexico existe jurisprudencia al respecto. Además, en siete estados norteamericanos existen iniciativas para cambiar la ley siguiendo el ejemplo de Oregon. Y Brittany Manynard ha vuelto a encender el debate.

Fuente: La Nación

También te podría interesar...

Progreso
Flash ad ID: 3
Accessibility
Cerrar