Uso del polígrafo ajusta los filtros de confianza

6-20282_full

Se conoce que ciertas empresas utilizan el polígrafo, también llamado “detector de mentiras” o “máquina de la verdad”, para indagar casos de robo, hurto, falsificación de documentos o como prueba de rutina para verificar el desempeño de sus empleados, e inclusive en los procesos de selección de personal.

La Policía, en su afán de implementar una cultura de evaluación, desde mayo de 2011, también incluye el uso del polígrafo.

La Inspectoría General de la Policía, como parte del modelo de gestión de control interno, emplea este instrumento en los procesos de admisión y permanencia de los agentes en las distintas unidades especiales de investigación e inteligencia. (Ver infografía ampliada)

El ministro del Interior, José Serrano, informó en días pasados que la prueba será aplicada en la evaluación previa al ascenso de oficiales, clases y policías, y a partir de 2014 en el ingreso de aspirantes y cadetes.

Así, la institución tiene previsto que hasta diciembre de este año sean evaluados unos 10 mil uniformados, por parte de 25 poligrafistas que se prepararon en el Centro de Confianza de México. Para eso, hasta el 2015, la Policía espera contar con 100 equipos poligráficos.

Según Jhon Garaycoa, de MAC Security, en la mayoría de los casos el nivel de efectividad del detector -que puede llegar a ser hasta del 98%- depende de la experiencia de quien realiza el procedimiento. En ese sentido, destaca que en el país pueden haber varios poligrafistas (particulares), pero solo 4 poseen los equipos profesionales debidamente acreditados, cuyo costo puede ascender hasta los 10 mil dólares.

Explica que las áreas que pueden investigarse con este tipo de pruebas son diversas, sin embargo las más importantes a mencionar son: por la posible participación en delitos (antecedentes penales) o vínculos con personas que estén participando activamente en delitos graves y que formen parte de su entorno social (familiares directos); hábitos nocivos para la empresa, como consumo de drogas o cualquier tipo de estupefacientes; manejo de información restringida o confidencial para la empresa; desfalcos, fraudes, falsificaciones, acoso sexual e inclusive casos de infidelidad.

“Registros periódicos en este tipo de prueba permiten evaluar el desempeño del personal en distintas áreas y actúa como una medida preventiva para conductas como robo, fraude o engaño, ya que el empleado conoce de las medidas a las que tendrá que ser sometido regularmente para verificar su desempeño y honestidad”, indica Garaycoa. En su caso, asegura, las empresas navieras y pesqueras son sus principales clientes y recurren periódicamente a estas pruebas para verificar las actividades que realizan los empleados cuando están en alta mar.

Pero, ¿es legal someter a una persona sospechosa de haber cometido algún delito a la prueba del polígrafo y ese resultado usado en un proceso penal? Para David Villamar, abogado en el libre ejercicio, con el polígrafo no se comprueba si alguien está diciendo la verdad o no, porque esta prueba se basa únicamente en la medición de respuestas fisiológicas (ritmo cardíaco, presión arterial y la sudoración de las manos) que surgen en un interrogatorio, previamente elaborado.

No obstante, enfatiza en que el uso del polígrafo no puede ser obligatorio para ningún ciudadano, sino que su empleo debe contar ineludiblemente con la aprobación del implicado. Así se establece en el Art. 77, numeral 7, literal C de la Constitución: “Nadie podrá ser forzado a declarar en contra de sí mismo, sobre asuntos que puedan ocasionar su responsabilidad penal”.

Gabriel Noboa, presidente del Quinto Tribunal de Garantías Penales del Guayas, indica que en los más de 20 años de carrera judicial no ha contemplado un análisis de polígrafo como elemento de prueba en un proceso penal.

Su uso, dice, es mayormente empleado en la selección de personal, especialmente útil en la búsqueda de puestos con cargos de alto riesgo a cualquier nivel jerárquico, y para elementos en seguridad privada como guardias, escoltas, transporte de valores o en aquellos que, por su naturaleza, requieren mayor seguridad.

Asimismo, resaltó la iniciativa gubernamental de someter a los agentes de la Policía Judicial a este tipo de evaluación, con el fin de promulgar parámetros de honradez y moralidad de los uniformados.

También te podría interesar...

Progreso
Flash ad ID: 3
Accessibility
Cerrar